Otras Noticias

Canal 7 de Castilla y León emite un reportaje sobre «el ferrocarril del Oeste» con motivo de la repercusión que ha tenido el trabajo desarrollado por adbayse para la Conferencia de Cámaras de la Ruta de la Plata

24 de mayo de 2010

La línea trasversal de Plasencia a Astorga constituyó el enlace natural de las comunicaciones ferroviarias de la región occidental de España, sirviendo de complemento a la gran arteria que unía directamente las costas Sur y Norte, relacionando los puertos de Cádiz y Gijón por el intermedio de las capitales de las provincias de Sevilla, Cáceres, Salamanca, Zamora, León y Oviedo; línea que coincidía casi exactamente con la formada por la serie de calzadas romanas a que pertenecía la famosa Ruta de la Plata y que, según el itinerario de Antonio Augusto Caracalla, pasaba por Astúrica (Astorga), Ocelo-Duri (Zamora), Salmantica (Salamanca), Caecilio-Vico (Puerto de Béjar), Castris-Caeciliis (Cáceres), Emérita (Mérida), Hispali (Sevilla) y Gades (Cádiz), circunstancia que demostraba que muchas de las principales corrientes del tráfico en la Península Ibérica, no había variado en absoluto de las direcciones de las vías administrativas, políticas y comerciales de la España romana.

La línea que nos ocupa y que en su dirección general se desarrollaba paralelamente a la frontera portuguesa, servía de enlace natural entre las de Madrid a Malpartida, Mérida a Cáceres, Medina del Campo a Salamanca y a Zamora, Salamanca a la frontera portuguesa, Ávila a Salamanca y León a Ponferrada, constituyéndose en el eje principal de comunicaciones del Oeste de España. Los gastos de establecimiento del ferrocarril ascendieron a 84.623.972 pesetas, de cuya cantidad abonó el Gobierno la cuarta parte en concepto de subvención. La inauguración oficial fue el día 21 de junio de 1896, recorriéndose por primera vez los 347 kilómetros de vía férrea, que fueron fuente de riqueza de la región occidental de España. No todo el trayecto fue recorrido por primera vez en esta fecha, ya que en agosto de 1893 llegaba la locomotora a Hervás; al cabo de un año llegó a Béjar, y el día 15 de abril de 1896 a Salamanca. El ferrocarril del Oeste se convirtió en la arteria que alimentó casi todas las líneas radiales de la Península, acrecentando sus productos y ligando entre sí las provincias del Noroeste, Norte, Oeste y Mediodía de España. Contribuyó asimismo al desarrollo de la industria y de la agricultura en todo el trayecto que recorría, y al transporte económico de los materiales de construcción que ambas necesitaban para desarrollarse.

Con motivo del trabajo desarrollado por adbayse para la Conferencia de Cámaras de la Ruta de la Plata, Canal 7 de Castilla y León emitió el pasado día 23 de mayo de 2010 un reportaje sobre «el ferrocarril del Oeste», recogiendo testimonios de los agentes implicados en el desarrollo del proyecto, y visitando algunas de las localidades y villas por la que transcurría este ferrocarril. A lo largo de 9 minutos refleja la realidad de un medio de transporte que tantas esperanzas de progreso y crecimiento creó y que comenzó a desvanecerse en 1985 con el cierre de la línea para pasajeros y años después con la clausura total de la vía. Resulta difícil creer que donde hoy se encuentra un edificio arruinado y unas vías sepultadas por la maleza, hace unos años funcionaba una estación de tren dinámica que contemplaba día tras día transacciones comerciales y el transitar de multitud de viajeros. A pesar de la multitud de manifestaciones en defensa del tren, el medio de transporte dejó de transitar. Se justificó su cierre por razones económicas. Cerradas y expoliadas sus estaciones e infraestructuras hoy se exige su recuperación y su reapertura. Lo podrán seguir en Internet desde esta misma página.